info@josemariagomez.com.ar

“Un hombre equivocado”, de Roberto Cossa. Dirección: Villanueva Cosse///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

13350291_1160573087327703_8147086317791559128_o

Versión libre del guión de la película “El arreglo”, escrito por Carlos Somigliana y Roberto Cossa.

Se trata de una afortunada combinación de un texto muy preciso y una profunda indagación humana. ¿Por qué lo digo? Porque “Un hombre equivocado”, de Roberto Cossa, vuelve a traer a colación la paradoja de que puedan existir en un mismo tiempo y en un mismo lugar dos argumentos impecables pero contrapuestos, desatando, de esta manera, un tipo de conflicto, irresoluble y doloroso, que tiene antecedentes en la tragedia griega. En efecto, una teoría plausible del mencionado género, determina que este mecanismo está en la base de su construcción y serviría para que el público espectador resuelva y saque las debidas conclusiones morales de esa contradicción; de cara a sus propias determinaciones éticas. Un mecanismo sabio y uno de los elementos del arte bien entendido. Pero para ello hace falta alguien que agudice con su comportamiento obstinado, rayano en la obcecación: los griegos llamaban “hibris” a esto, los dos costados de una misma realidad, o verdad, cargando sobre sí los costos de la contradicción. Eso es la tragedia y generalmente, salvo una participación espontánea de algún dios caritativo, termina en muerte. Resumiendo, “Un hombre equivocado”, de Roberto Cossa, es una obra tremenda, mucho más profunda de lo que una mirada distraída pudiera colegir, y que honra a uno de nuestros mejores dramaturgos.

Un gran elenco asume satisfactoriamente el desafío. Alejandro Awada interpretó a su personaje principal con todos los matices y sostuvo el difícil quiebre momentáneo para otorgarnos al final una imagen impactante y comprometida de su rol; muy emotivo. Manuel Vicente y Vando Villamil demostraron con creces la talla de su oficio y la probada experiencia. Muy buena la labor de Alejandra Darín en el doble rol etario: sensible y comunicativa. Maia Francia, actuando con la contundencia habitual, Sofía Bertolotto y Gustavo Pardi completan el elenco. Este último actor, a quien se lo puede ver también cumpliendo un misterioso rol en “El marginal”, la serie televisiva de la TV Pública, compone con una técnica impecable a su personaje, otorgándole hondura y credibilidad. Todos bajo la dirección nítida e inteligente de Villanueva Cosse.

Visual y auditivamente, la obra es perfecta. La escenografía de Gabriel Caputo (un minimalismo muy agradable) es esencialmente plástica y se complementa con el vestuario adecuado de Daniela Taiana. El trabajo de iluminación de Leandra Rodríguez es superlativo. Y muy complementaria la música de Mariano Cossa.

En mi opinión, se trata de un estreno imprescindible.

Funciones en el Teatro Nacional Cervantes. El espectáculo se ofrecerá de jueves a sábados a las 21 horas y los domingos a las 20.30 horasa partir del viernes 3 de junio próximo. Plateas 75 pesos. Jueves 60 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *