info@josemariagomez.com.ar

La Tempestad, de William Shakespeare. Versión de Alfredo Martín///Perfiles y reseñas

image002

Sin necesidad de más lecturas que las que ofrece el texto, de por sí cargado de simbologías y riquezas de forma y contenido, Alfredo Martín nos entrega una diáfana versión de La Tempestad al sólo efecto de procurarnos el goce pleno de una obra maravillosa del universo shakesperiano. Y utilizo ese adjetivo no solamente porque la obra se desarrolla en un ámbito poblado de duendes y genios de toda clase sino porque Shakespeare explicita aquí las coordenadas fundamentales de su quehacer dramatúrgico: las ansias de poder, la traición y la ingratitud pero también el amor, la buena voluntad y el perdón. Todos esos elementos están y perviven en La Tempestad y, Alfredo Martín, el director de esta propuesta, parece conocerlos en profundidad y los despliega de la única manera virtuosa para abordar a Shakespeare, a saber: claridad expositiva y recursos escénico/actorales. Las obras de Shakespeare se desarrollan siempre según una línea argumental y sus vectores (respiran inteligencia geométrica) y desbordan en imaginación (que aún hoy nos apabullan); pues bien, Alfredo Martín comprendió eso con su habitual lucidez y así nos lo muestra. Se puede decir entonces que Alfredo Martín se metió de lleno con este trabajo en las ligas mayores del teatro local.

El espectáculo contó con el aporte invalorable de Marcelo Bucossi quien pudo trasuntar, física e histriónicamente, a un Próspero de enigmática raigambre, y lo logró sin aspavientos, con calma y sosteniendo, en toda hora, el periplo de un personaje mayor del teatro isabelino. Un Próspero muy convincente. En orden opuesto (desde el punto de vista de la tensión dramática), las vacilaciones y dobleces del rey de Nápoles fueron eficazmente solventadas por Gabriel Nicola quien sumó a la acertada apariencia una cierta anomalía vocal de efectos inquietantes. Frescura y agradable presencia ofreció Julián Belleggia en el rol del joven Fernando. Y fue excelente la labor de Mariano Falcón en el ingrato pero ambicionado rol de Calibán, dueño de uno de los parlamentos más significativos de La Tempestad: “Maldito sea tu lenguaje”, de alguna implicancia para quienes vivimos en esta parte del mundo. Como sea, otorgándole Mariano Falcón al personaje la astucia y estulticia en las dosis apropiadas. Mención aparte merece la gracia y el compromiso gestual de Bianca Vilouta Rando y Gustavo Reverdito, ambos a cargo de la siempre festejada participación de los cómicos que sin duda hicieron las delicias de sus contemporáneos y aún hoy nos resultan hilarantes.

El diseño escenográfico de Héctor Calmet recuadra el espacio escénico con una serie de alas de aspecto contemporáneo y obtiene su mayor efectividad con las grandes pantallas que cubren el fondo, logrando en base a imponentes imágenes los momentos más impactantes de todo el espectáculo. La música original de Gustavo Twardy y la interpretación en percusión de Margarita Rodriguez Planes fueron un condimento mayor para la magia y el clima de ensueño de la obra.

En el Teatro Andamio, Paraná 660. Entrada $180 (Estudiantes y Jubilados $120.) TE: 4373-5670

Los días viernes a las 19.45 horas

La Tempestad

De William Shakespeare, con versión y dirección de Alfredo Martín

 Ficha Técnica: Autor: William Shakespeare, con versión de Alfredo Martín; Interpretes (por orden de aparición): Marcelo Bucossi (Próspero), Brenda Margaretic (Miranda), Iván Vitale (Ariel), Mariano Falcón (Calibán), Julián Belleggia (Fernando), Daniel Goglino (Gonzalo), Nicolás Fabbro (Adrián), Gabriel Nicola (Alonso), Pablo Mariuzzi (Sebastián), Marcelo Rodriguez (Antonio), Bianca Vilouta Rando (Trínculo), Gustavo Reverdito (Estéfano), Ariel Delgado (Espíritu 1), Nicolás Olmos (Espíritu 2), Asistentes de Dirección: Cecilia Nicolich y Analía Sirica; Dirección General y Puesta en Escena:  Alfredo Martín; Diseño de Escenografía e Iluminación: Hector Calmet; Realización Escenográfica: Dario Tarazewicz, Fernando Díaz y Analía Schiavino.; Diseño y Realización de Vestuario:Anibal Duarte; Objetos: Gustavo Reverdito y Ana Revello; Maquillaje: Ariel Nesterczuck; Música Original: Gustavo Twardy; Interpretación (Percusión): Margaret Planes; Imágenes: Ignacio Verguilla; Diseño Gráfico: Gustavo Reverdito; Entrenamiento Corporal: Armando Schettini; Fotografía: Gabriel Oscar Pérez

Prensa y Difusión: Silvina Pizarro

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *